<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=184228355403787&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo enseñarle a tus hijos a ser amables? Parte 1

2017.08.17-amabilidad-amistad-ninos.jpgHoy queremos compartir contigo la primera parte de 4 efectivos tips que te ayudarán a mostrarle a tus pequeños que un camino de amabilidad en su conducta marcará una diferencia positiva para su vida y para su entorno en general. ¡Toma nota!

1.- FOMENTA LA AMABILIDAD DESDE CASA

Te aseguramos que lo que tus hijos vean en casa, determinará exponencialmente su percepción de las cosas y, por consiguiente, actuarán bajo esos patrones durante toda su vida. La próxima vez que estés molesta y a punto de contestar con enojo y agresividad, piensa dos veces el mensaje que indirectamente le mandas a tu hijo. Es mejor tomarte unos minutos para tranquilizarte, así podrás continuar con una charla de forma serena y constructiva.


También es importante que fomentes los gestos amables de toda tu familia con sus amigos, con compañeros de la escuela o el trabajo, con vecinos y con cualquier persona con la que tengan interacción. ¡Las acciones más sencillas marcarán una gran diferencia! Aquí tienes algunos ejemplos con los que pueden empezar hoy mismo:

  • Saludar y despedirse de todas las personas.
  • Emitir un comentario positivo a su semejante.
  • Llevar un presente a algún amigo enfermo.
  • Pedir las cosas por favor y mostrar gratitud al recibir algo de otro persona.
  • Ser comprensivo y cálido con los amigos que pasen malos momentos.
  • Prestar sus cosas a quien lo necesite.

2.- DALE RESPONSABILIDADES

No hay mejor forma de enfrentar a tus hijos a situaciones en donde deban ejercer la amabilidad, que dándoles responsabilidades en casa. Algunas buenas ideas son las siguientes:

  • Hazlos responsables de cuidar una planta; aprenderán así a regarla, cuidar la tierra y eliminar las plantitas secas. Pídeles que tengan cuidado con la planta, que entiendan que finalmente es un ser vivo que necesita de ellos.
  • Pídeles que se hagan responsables de su pequeño pez, o de una mascota pequeña. Déjales claro todos los cuidados que requiere y el por qué necesita de su apoyo y amabilidad para seguir con vida.
  • Dales la tarea de recolectar juguetes con sus vecinos o familiares para posteriormente entregarlos juntos en centros de acopio o con niños en situación vulnerable. Este acto les mostrará que un pequeño gesto de amabilidad puede llevarle felicidad a otros.

Recuérdalo, ¡Las alternativas son muchas y el aprendizaje es para siempre! Trabajemos juntos en la educación de tus pequeños. Te invitamos a conocer nuestro modelo educativo, mismo que se rige bajo valores humanos que ayudarán a tus hijos a ser personas nobles, empáticas y justas. ¡Te invitamos a conocer cómo se vive un día en el Colegio Argos!

Temas: Educación Hijos